-->
viernes, 21 de septiembre de 2007

Oliverio Girondo
12

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden y se entregan.



* * * *


18.

Llorar a lágrima viva. Llorar a chorros. Llorar la digestión. Llorar el sueño. Llorar ante las puertas y los puertos. Llorar de amabilidad y de amarillo.
Abrir las canillas, las compuertas del llanto. Empaparnos el alma, la camiseta. Inundar las veredas y los paseos, y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.
Asistir a los cursos de antropología, llorando. Festejar los cumpleaños familiares, llorando. Atravesar el África, llorando.
Llorar como un cacuy, como un cocodrilo… si es verdad que los cacuíes y los cocodrilos no dejan nunca de llorar.
Llorarlo todo, pero llorarlo bien. Llorarlo con la nariz, con las rodillas. Llorarlo por el ombligo, por la boca.
Llorar de amor, de hastío, de alegría. Llorar de frac, de flato, de flacura. Llorar improvisando, de memoria. ¡Llorar todo el insomnio y todo el día!


de: Espantapájaros (1932)


* * * * *


Noches en las que desearíamos que nos pasaran la mano por el lomo, y en las que súbitamente se comprende que no hay ternura comparable a la de acariciar algo que duerme.



de: Nocturno (este fragmento), en: Veinte poemas para ser leídos en el tranvía (1922)


Oliverio Girondo, Antología. Ed. Argonauta, 2º edic. Bs.As., 1989



Oliverio Girondo
(Argentino, 1891-1967)

4 comentarios:

  1. Como sabrás, no tengo compu, ni tiempo libre para leer todo lo que quisiera, pero dos por tres puedo espiar, pero esta vez aluciné con ese texto que colgaste: Qué lindo lo de Oliverio Girondo!!!!, por Dios!!

    Beso. Moni

    ResponderEliminar
  2. qué hermoso Su!
    admirable siempre la selección de los textos... es un placer.
    no sé si será mi máquina o qué pero por el fondo oscuro a veces cuesta un poquito leer pero alcanza con pintarlo y se aclara.
    Seguiré viniendo.
    Besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Reitero, da gusto pasarse por aquí y saber que lo que se selecciona siempre da en el clavo.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Hola es un placer haber llegado a tus páginas.

    ResponderEliminar